El docente y la tecnologia

La tecnología en el aula

El paso de la enseñanza tradicional presencial a la enseñanza a distancia ha supuesto un reto, no sólo para los alumnos y las familias, sino también para los profesores. Con las escuelas cerradas, muchos profesores de todo el mundo tuvieron que trasladar sus clases a la red. Sin embargo, según los datos de la última encuesta internacional de profesores, TALIS, una gran parte de los profesores de la OCDE no dejaba que los alumnos utilizaran “frecuentemente” o “siempre” las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para proyectos o trabajos de clase (47%).

La rápida transición a la educación en línea ha jugado en contra de los estudiantes que no tienen acceso a las TIC en casa, que tienen un apoyo limitado de los padres o que no están acostumbrados a estudiar y aprender por su cuenta. El cambio a la educación en línea también ha penalizado a los estudiantes que nunca han sido expuestos a las TIC por sus profesores o que reciben clases de profesores que no se sienten cómodos con estas tecnologías.

Pero, ¿por qué algunos profesores son más propensos que otros a dejar que los alumnos utilicen las TIC para proyectos o trabajos de clase? ¿Y por qué algunos profesores son más propensos que otros a realizar actividades de desarrollo profesional que abarquen las TIC para la enseñanza?

Uso de la tecnología en la educación pdf

– Anne Olson explica que, si bien la tecnología es un componente importante del aula, los educadores son esenciales en la utilización de la tecnología para mejorar la capacidad de aprendizaje de los estudiantes y su éxito académico.

En el mundo actual, impulsado por la tecnología, los profesores ya no son los únicos depositarios del conocimiento en el aula. La introducción de iniciativas individuales, las aulas en línea, los modelos de aprendizaje mixto y el aumento general de la tecnología en las aulas permiten que los estudiantes tengan mucho más acceso a la información constante que las generaciones pasadas. El aprendizaje personalizado prospera en este entorno rico en tecnología, pero no es suficiente por sí solo para revolucionar la experiencia del alumno en el aula.

Los profesores, por su parte, son más importantes que nunca a la hora de preparar a los alumnos para un mundo en constante cambio y con acceso infinito a todo tipo de información. Los profesores pueden ser los guías que dan forma a las experiencias educativas de sus alumnos, ayudándoles a involucrarse con herramientas de aprendizaje que enriquecerán y apoyarán un aprendizaje más profundo, incluyendo diferentes tipos de tecnología. Los profesores también pueden utilizar las plataformas tecnológicas para apoyar el aprendizaje basado en datos como nunca antes, personalizando el aprendizaje según los intereses, las pasiones, los puntos fuertes y las necesidades de los estudiantes.

La tecnología en la educación

Muchos de los puestos de trabajo actuales de alta demanda se crearon en la última década, según la Sociedad Internacional para la Tecnología en la Educación (ISTE). A medida que los avances tecnológicos impulsan la globalización y la transformación digital, los profesores pueden ayudar a los estudiantes a adquirir las habilidades necesarias para tener éxito en las carreras del futuro.

El uso eficaz de las herramientas de aprendizaje digital en las aulas puede aumentar el compromiso de los alumnos, ayudar a los profesores a mejorar sus planes de clase y facilitar el aprendizaje personalizado. También ayuda a los estudiantes a adquirir las habilidades esenciales del siglo XXI.

Las aulas virtuales, el vídeo, la realidad aumentada (RA), los robots y otras herramientas tecnológicas no sólo pueden hacer que las clases sean más animadas, sino que también pueden crear entornos de aprendizaje más inclusivos que fomenten la colaboración y la curiosidad y permitan a los profesores recopilar datos sobre el rendimiento de los alumnos.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la tecnología es una herramienta utilizada en la educación y no un fin en sí mismo. La promesa de la tecnología educativa reside en lo que los educadores hacen con ella y en cómo la utilizan para satisfacer mejor las necesidades de sus alumnos.

Integrar la tecnología educativa en el plan de estudios

La enseñanza con tecnología puede profundizar en el aprendizaje de los alumnos apoyando los objetivos de la enseñanza. Sin embargo, puede ser un reto seleccionar las “mejores” herramientas tecnológicas sin perder de vista los objetivos de aprendizaje de los alumnos.    Una vez identificadas, la integración de esas herramientas puede ser en sí misma un reto, aunque una experiencia reveladora.

El CTL está aquí para ayudarle (a los principiantes, a los expertos y a todos los que están en medio) a encontrar formas creativas y constructivas de integrar la tecnología en su clase.  Si está buscando dar la vuelta a su clase, hacer uso de Canvas o simplemente quiere experimentar con algunas nuevas tecnologías de instrucción, podemos ayudar.

El término “tecnología” se refiere a los avances en los métodos y herramientas que utilizamos para resolver problemas o alcanzar un objetivo. En el aula, la tecnología puede abarcar todo tipo de herramientas, desde el lápiz, el papel y la pizarra de baja tecnología, hasta el uso de software de presentación, o tabletas de alta tecnología, herramientas de colaboración y conferencia en línea, y mucho más.