Tecnologia 4g en venezuela

Venezuela portadores de telefonía móvil

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, está invitando a la empresa china Huawei para que le ayude a establecer una red 4G en Venezuela, lo que ha llevado al líder de la oposición, Juan Guaidó, a acusarle de tener una “desconexión absoluta con la realidad”, y a decir que los problemas de telecomunicaciones se deben al “mal uso de los recursos y fondos del Estado”. Estados Unidos considera a Huawei una amenaza para la seguridad nacional y la ha incluido en una lista negra que prohíbe a las empresas estadounidenses venderle chips informáticos y otros componentes sin la aprobación del gobierno.

Nperf 5g

La 2G, introducida por primera vez en 1992, es la segunda generación de tecnología de telefonía celular y la primera en utilizar la codificación digital de las conversaciones. Las redes 2G fueron las primeras en ofrecer servicios de datos y mensajes de texto SMS, pero sus velocidades de transferencia de datos son inferiores a las de sus sucesoras.

Las redes 3G suceden a las 2G, ofreciendo tasas de transferencia de datos más rápidas y son las primeras en permitir las videollamadas. Esto las hace especialmente adecuadas para su uso en los modernos smartphones, que requieren una conexión constante a Internet de alta velocidad para muchas de sus aplicaciones.

4G es la cuarta generación de estándares de comunicaciones de telefonía móvil. Es el sucesor del 3G y proporciona acceso a Internet de banda ultraancha para los dispositivos móviles. Las altas velocidades de transferencia de datos hacen que las redes 4G sean adecuadas para el uso de módems inalámbricos USB para ordenadores portátiles e incluso para el acceso a Internet en el hogar.

5G es la quinta generación de estándares de comunicaciones de telefonía móvil. Es la sucesora de la 4G y promete ser más rápida que las generaciones anteriores al tiempo que abre nuevos casos de uso para los datos móviles. Las ventajas del 5G van desde velocidades más rápidas (hasta 10 veces más rápidas), una latencia mucho menor (hasta 50 veces menos) y una mayor capacidad que permite conectar muchos más dispositivos al mismo tiempo.

Mapa 5g brasil

Los datos, que comprenden 2.470 millones de mediciones realizadas entre el 1 de agosto y el 31 de octubre de 2018, cuentan una historia interesante sobre las velocidades medias de rendimiento en Venezuela. Movistar en realidad tiene la red 4G más rápida del país, con pruebas de velocidad sobre 4G con un promedio de 8,12 Mbps, en comparación con 7,71 Mbps para Movilnet, y 6,50 Mbps para Digitel GSM.

Sin embargo, Digitel tiene 4G desplegado en más torres que Movistar, que depende en gran medida de 3G para la cobertura fuera de las zonas urbanas densas. Aunque la red 3G de Movistar es más rápida que la de Digitel (2,66 Mbps frente a 2,44 Mbps), la 4G es intrínsecamente más rápida para los usuarios que la 3G, lo que explica que Digitel tenga la mayor velocidad media de descarga al combinar los resultados de 3G y 4G.

Digitel ofreció la menor latencia a sus abonados, con una media de 51,3 ms en 4G y 124,6 ms en 3G. Movistar tuvo la peor latencia 4G con una media de 56,5 ms, pero una latencia 3G mucho más cercana a la de Digitel, con 127,3 ms. La latencia 4G de Movilnet fue sólo 1 ms superior a la de Digitel, pero la latencia 3G fue notablemente la peor, con 148,7 ms.

Mapa mundial de la cobertura 4g

El uso de Internet en Venezuela se ha extendido mucho, pero se concentra sobre todo en los habitantes más jóvenes y educados de las ciudades, y se centra en la capital, Caracas. Según varios expertos, la falta de calidad de Internet en Venezuela, que incluye la velocidad más lenta de América Latina[1] y una de las más lentas del mundo, se debe a la mala infraestructura del país[2].

En una encuesta realizada en 2007, aproximadamente el 26,0% de los usuarios de Internet se conectan diariamente. Estos usuarios suelen ser personas de clase alta que utilizan las conexiones domésticas para realizar investigaciones y descargas educativas o laborales. Más de la mitad de la población se conecta entre una y cinco veces por semana, utilizando los cibercafés para enviar correos electrónicos y chatear. Este grupo es generalmente masculino y representa todos los niveles socioeconómicos, con la excepción del segmento de menores ingresos. Un porcentaje menor de usuarios, el 16,9%, se conecta entre una vez cada dos semanas y una vez al mes. Estos usuarios ligeros proceden de nuevo de todos los estratos económicos, excepto de la clase más baja, y utilizan casi exclusivamente los cibercafés para buscar trabajo[10].