Las ventajas de alojarse en un apartamento turístico

Los apartamentos turísticos se han convertido en una alternativa a los hoteles tradicionales. ¿A qué se debe este fenómeno?

Cuando viajamos a una ciudad desconocida, lo normal es buscar un hotel y reservar una habitación durante la estancia. Sin embargo, desde hace un tiempo hay otra fórmula de alojamiento que está ganando terreno: los apartamentos.

¿Por qué es una buena opción elegir un apartamento turístico en lugar de un hotel? En Welcomer Group dan 5 razones clave por las que merece la pena este tipo de alojamiento.

1- Mayor autonomía y privacidad

Al alojarse en un apartamento, se disfruta de mayor espacio y privacidad. Una cocina equipada para preparar comidas, electrodomésticos como lavadora y zonas comunes como salón o terraza que se pueden utilizar según convenga.

Esto proporciona una mayor autonomía a la hora de organizar el día a día sin depender de los horarios que se fijan en los servicios de un hotel.

2- Ahorro económico

Comparados con una habitación de hotel, los apartamentos turísticos son una opción más económica, en especial cuando se viaja en grupos o en familia. Al cocinar en lugar de comer siempre fuera, los gastos diarios se reducen de forma considerable. Además, la estancia se puede alargar sin costes adicionales por cada noche extra.

Al compartir gastos entre varias personas, el precio por cada uno es bastante más ajustado que la misma cantidad de personas en habitaciones de hotel.

3- Conocer mejor la ciudad

Al alojarse en una zona céntrica de la ciudad, es mucho más fácil mezclarse con la gente y sentirse parte del entorno. Se puede acudir a un mercado local, tomarse un café en la plaza en la que se reúnen los vecinos y mucho más, permitiendo integrarse en la vida diaria del destino y vivir sus costumbres. Esto hace que la experiencia sea mucho más auténtica.

Además, al encontrarse en pleno centro de la ciudad en muchas ocasiones, se puede caminar hasta los principales lugares de interés. Esto evita lidiar con transporte público o pagar un taxi, porque solo hay que salir a la calle y se está en mitad de la acción.

4- Comodidad en el alojamiento

En un apartamento turístico se puede disponer de todo lo necesario para sentirse como en casa: ropa de cama, toallas, menaje de cocina y una amplia variedad de equipamiento. Todo esto se traduce en un alto nivel de confort, al que se une la posibilidad que tienen algunos de acceder a zonas comunes, como piscina, gimnasio, áreas de juegos o parques tranquilos en el interior del inmueble.

5- Flexibilidad en la estancia

Cuando se reserva un apartamento, no hay un horario tan rígido para hacer el check-in o el check-out, o el número de huéspedes que se fija en una habitación de hotel. Se puede llegar y salir a la hora que se desea, y en algunos casos incluso se puede reservar una estancia inferior a una noche. Esto lo convierte en una opción muy versátil para viajes de trabajo o escapadas de fin de semana.

Por estas razones, y también por algunas otras, alojarse en un apartamento turístico es una opción que gana terreno entre muchos huéspedes.